Santo Domingo City Tours, Better Place To Go

Santo Domingo City Tours

Discover Santo Domingo, the first city in the Americas. Travel through its most important streets and avenues, all of which lead to ancient buildings and monuments of a valuable cultural heritage in a modern city. A sense of pomp and circumstance surpasses his whole being as we pass through the first university established in the New World.

A delicious typical lunch, a fascinating culinary experience. Indulge yourself with a burst of ambrosia enjoying its flavors.

Visit the oldest colonial city, built in the 15th century, and search the first colonial-era residences.

We will stop at a large shopping plaza. Upon entering the city of Santo Domingo, through the streets of this metropolis aboard comfortable buses, seeing the most notable attractions of a modern city.

French neoclassical design properties.

Meeting of the Autonomous University of Santo Domingo (UASD). Visit the Palace of Fine Arts, the sublimity of this architectural masterpiece leaves visitors overwhelmed.

Check out Eduardo Brito National Theater, witness to most of the country’s great cultural movements and theatrical acts. Its walls safeguard imposing sculptures of important figures part of the cultural heritage of the country, the Mexican playwright Juan Ruiz de Alarcón and the Spanish writer Lope de Vega is the main one.

The gloomy National Palace is exemplified by its formal, well-crafted balance and historical commemorations. An eclectic work of art from a subliminal stylistic perspective. A masterpiece that highlights the cultural heritage of the Caribbean, the reflection of a historical and political past inherited from European ancestors of the island.

Vamos a bajar del autobús por un breve momento con el fin de tomar fotografías en frente del palacio presidencial. Aproveche esta oportunidad para trazar sus manos sobre el nombre de los ex presidentes de la nación, grabado en las aceras frente al Palacio.

La estufa portátil, la hoguera, el horno de leña, vasijas de barro y la güira – todos los elementos que definen la cultura dominicana-ocupar un lugar central en nuestra próxima parada. Después de almorzar en un restaurante típico que recuerda de una pequeña granja, donde tus sentidos se alejan con los olores agradables de la canela y el jengibre.

A su llegada, será recibido a ritmo de merengue, en un ambiente donde el sabor y la camaradería a la vida.

Usted será tratado con el plato tradicional dominicana, conocida como «la bandera dominicana», que consta de moro (arroz con frijoles), carne o pescado y ensalada. Y, te sugerimos una degustación de postres tradicionales.

Una experiencia cultural inigualable; paso atrás en el tiempo y revivir los momentos más importantes del patrimonio de la humanidad. Venga y únase a nosotros para descubrir de nuevo la primera ciudad del Nuevo Mundo.

Corte a través de Columbus Park, una gran explanada de ladrillo.

Árboles Escorando y fuentes de agua altísimos añadir a su encanto, y es la razón de este parque es frecuentado por lugareños y visitantes por igual. Mirada inocente como los niños juegan, los transeúntes aprovechar la oportunidad para romper un recuerdo atesorado, las bandadas de pájaros hambrientos son alimentados, y amantes de la mano, ya que sentarse en las bancas ubicadas bajo los grandes árboles de sombra.

Una estatua imponente de Cristóbal Colón descansa en el centro del parque. Esta estatua de bronce que data de 1897 y es obra del escultor francés con el nombre de Gilbert. Se representa una Taino dama nativa con el nombre de Anacaona llegar a Colón de pie encima de la columna en su gloria arrogante.

Tome un paseo a través de un barrio colonial y examinar sus monumentos y museos. Rendir homenaje a la Catedral Primada de las Américas, lugar de nacimiento de una fe ferviente católico.

Formalmente conocida como la Catedral Metropolitana de Santa María de la Encarnación, que fue construido originalmente en 1914.

Esta antigua choza de palmas reales en la actualidad ocupa una manzana entera. Diego Colón puso la primera piedra y desde entonces muchas adiciones y cambios se han hecho a la estructura original. A finales de 1537 el techo fue reconstruido la forma en que vemos hoy en día.

Hay arcos de estilo romano y bóvedas de estilo gótico y una serie de adornos barrocos tirado en una buena medida. Esto aumenta la perspicacia del edificio y buscar fuerza dominante. Está construido con los bloques coralinos, como sucede con muchas de las estructuras de la época colonial.

Configuración de la vista en su interior por primera vez es una auténtica experiencia sensorial. Es tan tranquilo y relajante, y insoportables y sin embargo, tiene un sentimiento tan reverente. Mira hacia el cielo y deleitar sus ojos con su techo abovedado parecido a las palmas que estaban parados una vez que el techo original de la iglesia original.

Capillas contraste expían sus vastos interiores. Las vidrieras es magnífico. El altar de caoba, los animales talladas, las estatuas, el altar de plata de alta martillado, todo es tan hermoso. Contiene los mausoleos de muchos arzobispos incluyendo Bastidas Geraldini, y es el lugar de descanso final de Simón Bolívar.

Vagar libremente alrededor de El Conde, una calle peatonal ocupada lleva el nombre del conde de Peñalva. A 10 minutos de manzana chuock adoquines llena de tiendas, restaurantes y una ecléctica mezcla de gente.

Ven a través de los edificios más notables y señorial construida en un período colonial. No se sorprenda si un artista callejero improvisado aparece de la nada, un acto que para siempre quedará grabado en su memoria.

Pasee por la calle Las Damas, la calle más antigua de nuevo no sólo en la República Dominicana, sino en todo el continente americano. Se conserva la mayor cantidad de monumentos en sus alrededores. Esta calle es un agradable paseo con no muchos coches pasando a lo largo de su camino de piedra.  El Museo de la Casas Reales, antiguo Palacio Gubernamental, tiene una pantalla fascinante de artefactos de la época colonial. Su fachada color ocre roca desnuda presenta tres escudos de Carlos V Imperial insignias, y la Isla de la Española y la Ciudad de sello de Santo Domingo.

Monumento de importancia histórica, una vez una iglesia jesuita, el Panteón Nacional se convirtió en el lugar de descanso final de muchos dominicanos ilustres después de su restauración en 1538.

Sus saltos de estilo arquitectónico neoclásico-renacentista con el estilo clásico barroco de la época.

Su exterior fue tallada en piedra silíceo-calcáreo, dividido por dos salientes planos barrocos. Una lámpara de cobre enorme cierne sobre su cúpula, que emana una llama perpetua por siempre mantener la memoria de los héroes nacionales con vida.

Interiores de estilo andaluz se transforman en una cruz, con las paredes cubiertas por un mural creado por el pintor español Rafael Pellicer, que simboliza la «Ascensión al Cielo» y el «Juicio Final».

Al abrigo de una bóveda, un viento de mármol policromado impecable restos se levantó en el centro.

Un escudo de piedras preciosas elegante que lleva el símbolo de la República Dominicana.

A walk through the Alcazar of Columbus intoxicates the visitor at the time of the first Spanish conquerors. The only pedestrian street known as Atarazanas was the first commercial street in the Americas.

Go around the outer edge of the wall of the Admiral’s Battery, a cat walking text path overlooking the Ozama River.

Upon our return to Punta Cana, we will stop at Plaza de Colón, in La Romana. Take the opportunity to make some last minute purchases for memories and to relax.